Saldo de deudas de las tarjetas de crédito en Panamá.

Red de Estructuración de negocios

Saldo de deudas de las tarjetas de crédito en Panamá.Saldo de deudas de las tarjetas de crédito en Panamá.Saldo de deudas de las tarjetas de crédito en Panamá.Saldo de deudas de las tarjetas de crédito en Panamá.Saldo de deudas de las tarjetas de crédito en Panamá.

Lectura

5

Min Aprox.

Saldo de deudas de las tarjetas de crédito en Panamá aumentó 6.8%: Al cierre de julio, el saldo en tarjetas de crédito alcanzó los 2541 millones de dólares, 6.8% más que hace un año; y en hipotecas, 20282 millones de dólares, 5.8% de aumento anual.

Hoy te queremos informar acerca de las deudas de los panameños y su impacto financiero.

Los consumidores en Panamá concentran sus deudas en hipotecas, préstamos personales, tarjetas de crédito y financiamiento para la adquisición de autos y para el cumplimiento de otros compromisos crediticios.

Al cierre del mes de julio, el saldo de los créditos, tanto en bancos como en cooperativas y financieras, ascendía a 38714 millones de dólares, un 5% más que en el mismo mes del año pasado, cuando estaba en 36872 millones de dólares.

El Sistema de Referencias de Crédito (SRC) administrado por APC Intelidat An Experian Company, contabiliza un total aproximado de 5.5 millones de dólares en obligaciones crediticias vigentes, 7.40% más que hace un año.

El 18.90% del total de todos los créditos tiene una morosidad promedio mayor a dos meses.

El saldo adeudado por créditos hipotecarios en el sistema bancario aumentó 5.80% interanual en julio, para totalizar 20282 millones de dólares. En suma, hay 329934 préstamos entre residenciales, vivienda principal e hipotecas comerciales.

En cuanto a las hipotecas, la deuda promedio es de 61464 dólares por persona, dentro de la cantidad de obligaciones que existen con los bancos.

Se calcula que un 3.90% del saldo hipotecario tiene una morosidad mayor a 2 meses, lo que equivale a un 6.10% de los deudores que no están al día con sus obligaciones financieras.

¿Cuánto se debe en tarjetas de crédito en Panamá?

Otro de los segmentos de financiamiento importantes en el país son las tarjetas de crédito. Al mes de julio, había en Panamá 721043 tarjetas de crédito vigentes emitidas por los bancos, un 9% más que hace un año.

El saldo adeudado en las tarjetas de crédito subió 6.80% en un año, al pasar de más de 2378 millones de dólares en julio de 2022, a 2541 millones de dólares al cierre del mes pasado.

En promedio, si se hace el ejercicio estadístico de dividir el saldo total entre la cantidad de tarjetas u obligaciones crediticias que existen, se hallará que cada persona que tiene una tarjeta de crédito de un banco debe 3524 dólares.

Por otro lado, aproximadamente un 14% del saldo de las tarjetas de créditos bancarias tiene una morosidad, es decir, que no han pagado en 2 meses, esto equivale a 7% del total de los clientes.

Autos y préstamos personales

En préstamos de autos las deudas ascienden a 1881 millones de dólares, un 3.9% más que en julio de 2022. Debe decirse que hay un total de 157333 préstamos de autos vigentes otorgados por los bancos.

En promedio, cada persona que tiene un préstamo para adquirir vehículo adeuda 11960 dólares, y se calcula que 2.5% de los clientes no paga desde hace más de dos meses.

En el caso de los préstamos personales, el saldo acumulado al mes de julio es de 7788 millones de dólares, 5.10% más que en el mismo mes de hace un año. Hay 608216 créditos personales vigentes en los bancos, para un promedio de saldo por persona de 12806 dólares.

Se calcula que, a julio de este año, un 6.90% de los clientes con préstamos personales tenía una morosidad de más de dos meses.

(Tomado de: https://www.martesfinanciero.com/panel-principal-panama/saldo-de-deudas-de-las-tarjetas-de-credito-aumento-68/)

Contáctate con el equipo de consultoría de Garantías Comunitarias para que juntos cuantifiquemos el impacto de esta actualización de norma.

El incumplimiento de pagos genera una gran cantidad de problemas, no sólo para la calificación crediticia de los clientes morosos, sino también para las entidades financieras y, en general, para todo el sistema si este comportamiento se convierte en una tendencia o se incrementa de manera importante.

El nivel de riesgo de cada crédito se castiga con provisiones. Por esta razón, un incremento en la morosidad o en el volumen de créditos con problemas se refleja en un aumento del nivel de riesgo y, por ende, en un crecimiento en las provisiones solicitadas por el regulador — que es dinero inmovilizado y que no puede ser prestado—, de modo que afecta la rentabilidad de la entidad financiera.

Contáctanos. Nosotros te diremos cómo mitigar el riesgo. Te esperamos.

Comparte esta noticia en redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Artículos relacionados

En Colombia, la obligación para los empleadores de otorgar el día de la familia está establecida en la Ley 1857 de 2017. 
El riesgo no es algo nuevo dentro del sector financiero, siempre ha existido y son muchos los factores que pueden alterar la estabilidad bancaria a nivel global. Si miramos al pasado, en los últimos 150 años se han registrado alrededor de 14 recesiones económicas, donde la inflación y el pánico generado por la decadencia de recursos en los mercados globales incentivó la búsqueda de estrategias para reducir los riesgos
La información generada a través de herramientas técnicamente estructuradas demanda no solo la recopilación de datos, sino también un profundo análisis e interpretación.
En un inicio, aún sin entrar en vigor la ley (sólo en expectativas de medios), las compañías que ofrecemos cobranza y/o servicios BPO llegamos a pensar que nuestro Core del negocio perdería su funcionalidad o en su peor defecto se acabaría. Sin embargo, al tener oficialmente la comunicación de la ley 2300 y sus condiciones e interpretación, dejamos a un lado la preocupación y tomamos el rumbo de la ocupación sobre los cambios oportunos que se debían emplear, diseñar y/o corregir para la implementación de esta.
El año 2023 ha sido testigo de una escalada en las tasas de interés en Colombia, llegando a un máximo histórico de 13,25% en octubre. Sin embargo, desde diciembre se ha observado una tendencia a la baja, con dos reducciones consecutivas que han situado la tasa actual en 12,75%. Se espera que esta tendencia continúe durante 2024, con una reducción gradual que podría llevar la tasa a niveles cercanos al 7% a finales del año. 
La facturación electrónica en Colombia se estableció desde 2015 con el Decreto Único Reglamentario del sector Hacienda y Crédito Público, pero con el Decreto 1154 de 2020 donde se reglamentó la factura electrónica como título valor, se dio un gran avance en la adopción de este modelo electrónico en reemplazo del papel por parte de los contribuyentes.

Salsa variada

Rock Clásico

Bachata variada

Blues Classic

Clásicos música popular

House

Ópera

Jazz Clásico

Pagos en línea

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?